El destino.

Es una palabra que hace correr ríos de tinta, el destino, bueno, son dos. ¿Nacemos con alguna clase de misión en este mundo?, ¿es nuestro sino hacer lo que hacemos?, ¿venimos ya con una especie de plan y no tenemos posibilidades de cambiarlo?.
Creo que es un poco complicado y enmarañado responder a todo esto. Desde un punto de vista de nacimiento traemos ya las cartas marcadas, no elegimos donde nacemos, ni la familia, ni siquiera el nombre, no es lo mismo nacer en Arabia Saudí que en USA, cada zona del mundo define al ser humano por cultura, religión, sociedad y demás. Por otro lado sabemos hoy en día que lo que lo que cada uno está mejor capacitado para realizar se encuentra en el ADN. Curiosamente este ADN viene de la combinación del ADN de la madre y del padre, una combinación totalmente aleatoria y al azar, aunque sabemos para que sirven algunos genes e incluso se puede elegir el sexo del bebé todavía están lejos los días de poder elegir niños a la carta, Gattaca película de sci-fi habla de ello. No es una película clásica de naves espaciales y demás, lo que se denomina una space-opera, pero si habla de predefinir un destino en la vida de las personas, elegir geneticamente a seres humanos mediante procesos de selección artificial y engendrar seres humanos "perfectos" o mejorados geneticamente, esto se denomina eugenesia, curiosamente el protagonista, un humano engendrado de la manera clásica, lucha contra todo esto alcanzando su meta en la vida y demostrando que no todo está escrito.
Todos nacemos con una serie de capacidades, de nuestro entorno y de nosotros mismos dependerá el desarrollarlas, creo que poco a poco mi idea del destino se define.
¿Cuántas personas en este mundo, hombres y sobre todo mujeres, han tenido un gran potencial para realizar tareas y han sido relegadas por motivos de sexo, raza, religión y otros asuntos?, sencillamente, no nacieron ni en el lugar ni en la época apropiada, por no hablar de seres humanos que no llegan ni a la pubertad, ¿era ese su destino?.
Y entrando en el asunto, ¿en qué consiste el destino?.
Se suele pensar que el destino va unido a personas de grandes gestas, conquistadores, políticos, reyes, gobernantes, por lo visto un humilde ciudadano no cuenta para estas gestas o tiene un destino que no es digno de ser enmarcado, por no hablar de personas que nacen con cierto tipo de enfermedades genéticas u otro tipo de taras físicas. 
Existen personas de todo pelaje en cualquier época del mundo que creen haber nacido con alguna clase de destino, también llamado en este caso sino. Generalmente son personas que creen traer una misión divina a este mundo o tener un mandato divino, algo así como 'Por la Gracia de Dios' creo que esto nos suena en este país, pienso que son personas bastante erradas en esta apreciación y que por cierto algunas de ellas son auténticos psicópatas, los libros de historia están llenos de ellos. 
¿Nacemos con un destino en la vida?.
Sinceramente, creo que no. Venir a este valle de lágrimas y encontrarte que todo ya está definido antes de que nazcas es algo que no me gusta en absoluto, me gusta ser el dueño de mis actos y pienso que todo lo que me ocurre sucede por mis decisiones, tanto los aciertos como los errores, pensar que todo ya está preestablecido y que no se puede cambiar seria un sin sentido ya que si todo está ya escrito de que serviría vivir.

Lo más visto del mes.

Redes sociales.

No hay mal que por bien no venga.

Horarios de trabajo.

Astrónomos del Renacimiento II.

Relaciones humanas

Mi mundo interior.

Supersticiones.

Rebajas, saldos, oportunidades.

La tienda de golosinas.

¡Abajo el telón!