El deporte que yo hago.

Otro de los grandes pilares que me sostiene es la práctica del deporte. Desde pequeño siempre me he dedicado a practicar algún deporte o simplemente hacer deporte, no soy un consumado atleta, tampoco me quejo, creo que estoy por encima de la media de lo que se hace comúnmente hoy en día.

Mi inicio en la practica del deporte no es muy difícil de intuir de que se trató, es evidente que pegando patadas a un balón de fútbol y la verdad no se me daba nada mal. Por aquel entonces nos íbamos a unas campas que había en el bilbaíno barrio de San Adrián, colocábamos una especie de jersey o el chandal que llevabamos que hacían de postes de la portería, el larguero era algo imaginario más o menos donde alcanzaba la mano, es decir, jugábamos sin porterías reales, el caso era correr algo, no era algo profesional pero nos lo pasábamos en grande, ahora esas campas ya no existen, construyeron edificios y todo ha desaparecido, supongo que ahora los chavales si quieren hacer algo irán a los polideportivos, deporte federado, se ha perdido mucho romanticismo.
Zapatillas de correr.

Pocos años después en mi época de instituto me volqué mucho en dos especialidades distintas, corredor de fondo y baloncesto, la verdad que para esto último no era demasiado bueno pero entrenaba y jugaba, no mucho y no muy bien en un equipo federado, la verdad que enfrentarte a otros equipos y jugar conjuntamente con compañeros es un aprendizaje que recomendaría a cualquiera. Lo acabé dejando creo que mal asesorado pero bueno, tampoco fue una gran perdida.

A partir de aquí el deporte es cosa de cada uno, quiero decir que a partir de la disposición económica que tengamos, de las ganas de hacer deporte y de tu tiempo libre uno puede optar por varias opciones, agarras unas zapatillas y un pantalón corto y sales a correr, el footing de toda la vida, la otra opción es pagar una cuota e ir a un gimnasio a hacer pesas como comunmente se dice, esto último es lo que yo hago, te ponen una tabla y realizas los ejercicios correspondientes, practicar natación no sería mala idea pero el agua es algo que me ha dado siempre mucho respeto y no creo que me decida por ello ni en un futuro próximo.

Existen personas que hacen deportes de riesgo, montañismo, paracaidismo, treeking, incluso salir en moto se puede considerar deporte pero es algo que a mi no me va demasiado, prefiero los deportes de tener los pies en el suelo nunca corro riesgos y si ya no me lo he propuesto hacer supongo que ya no lo haré. Otros "juegos" se consideran deporte como el ajedrez, es un deporte mental de estrategia/táctica que como todo necesita su aprendizaje y me gusta bastante pero no lo práctico demasiado, no se tiene tiempo para todo y no se encuentran las personas adecuadas para su desarrollo. Seguiré en esto del deporte mientras pueda, se trata de una actividad donde uno se relaja y se entretiene, en mi caso me permite evadirme de los quehaceres diarios y acaba uno relajado o a lo mejor cansado puede que las dos cosas a la vez.

Por cierto y como siempre, ¿eres deportista?, footing, natación, gimnasio o quizás eres de los que realizan sillón tumbing, levantamiento de vidrio en barra fija y demás, ya sabes házmelo saber espero que me lo cuentes.

Entradas más visitadas.

La Navidad.

Supersticiones.

Año Nuevo, ¿Vida Nueva?

Animales y mascotas.

ELLA.

VIOLENCIA.

Enfermedad.

El tiempo.

La amistad.

Observando las estrellas.