La inspiración.

Eso es lo que hace falta para crear una poesía, melodía, novela, entrada de blog, pintura, viene desde el fondo de nuestro ser y la podemos encontrar en todas partes. Una de las premisas para tener inspiración es vivir la vida, simplemente salir a la calle y ponerse a caminar, dicen que existen musas para poder realizar tus ideas, yo particularmente no las tengo, no es una mujer voluptuosa que me espera allá donde vaya. Mi inspiración viene de la vida misma, una hoja de un árbol caer, una flor mustia y marchita, unos pasos que se alejan, lluvia en tu cabeza cuando menos te la esperas, en fin, puede ser cualquier cosa que pueda experimentar, hasta me puedo inspirar o venirme una idea a la cabeza cuando estoy entrenando en el gimnasio, que cosas.

El estado de animo también cuenta a la hora de realizar un trabajo como este, tener la cabeza despejada, haber dormido bien, no tener problemas serios a los que hacer frente, estar relajado, es también una fuente de inspiración o ayuda a conseguirlo. La vida de los demás también es algo a tener en cuenta, no por el tremendismo de que te puede pasar a ti o por cotilleo sino porque te puede llevar por ese camino que no encuentras y que lo hallas en los demás, al fin y al cabo nuestra vida no es la única y existen cantidad de ángulos por donde puedes enfocar tu labor.

También la inspiración es fuente de inspiración en caso contrario no estaría escribiendo esta entrada. La inspiración es algo que tiene que venir de una forma fluida, no se puede forzar, o estás o no estás, si no está dedícate a otra cosa que ya llegará cuando tenga que llegar. Tampoco hay que abrumarse en el caso de no poder hacer nada, esto que hago yo y otros muchos es una labor creativa, va por rachas, hay veces que tienes que rehacer el trabajo realizado porque no llegas al puerto deseado o simplemente porque se divaga de una manera incoherente. Las labores creativas de todo tipo necesitan de ese punto de inspiración para poder realizar la labor que nos encomendamos a nosotros mismos.

Este es otro punto del que quería comentar, los que realizamos estas labores las hacemos voluntariamente, nadie nos obliga, luego también deberíamos de pensar que somos personas creativas por nosotros mismos, lo que me lleva a la cuestión de si la inspiración pertenece a un solo grupo de personas o es algo común a todas. No tengo la respuesta a esta cuestión, no conozco a todo el género humano pero evidentemente hay personas que no son capaces de poder elaborar estos trabajos, no se si es porque no se lo proponen o simplemente porque no valen para ello.

La inspiración, esa quimera del oro que todos los que realizan esa labor creativa de imaginar algo la persiguen. Ciertas personas opinan que no existe que es una ilusión, yo que he empezado con estas labores si soy de la opinión de que la inspiración existe y viene cuando tiene que venir también es cierto como dijo aquél que tienes que ponerte a ello, como siempre hay opiniones para todos los gustos. ¿Cuál es la tuya? ¿En qué te inspiras cuando trabajas? Házmelo saber, te aguardo en este blog, espero haberte sido fuente de inspiración.

Saludos.

Entradas más visitadas.

La Navidad.

Supersticiones.

Año Nuevo, ¿Vida Nueva?

Animales y mascotas.

ELLA.

VIOLENCIA.

Enfermedad.

El tiempo.

La amistad.

Observando las estrellas.