Se nos fastidió el día.

LA GALERNA.

Un nuevo día amanece
luciendo un cielo azul claro,
el calor suave permanece
brillando el Sol como un faro.

Llega la media mañana
viene un buen almuerzo,
el bochorno ya se ensaña
después te atrapa el sueño.

Así transcurre la matinal
entre bostezo y bostezo
con pereza y serenidad
todo es buen acervo.

Mirando hacia la mar
nubes amenazadoras avanzan,
mal presagio de ultramar
nubes sombrías amenazan.

El cielo azul no vemos
la esperanza circula,
el cielo gris tenemos
la zozobra tortura.

Mientras, el cielo gritando
nos avisa y advierte
que busquemos refugio
porque la tormenta viene.

El cielo negro ya es
la oscuridad nos rodea,
una lluvia fina ves
el ánimo nos altera.

Cuándo llega de la mar
la tormenta estridente
galerna la has de llamar.

El viento arrecia fuerte
de oriente o de occidente,
la lluvia olor a sal
que cae con fuerza brutal
te hace proteger diligente

Cuidado que te puede arrastrar
golpeando nuestras cabezas,
lo hace sin parar
trayendo la noche eterna
dejando el día marchar.

Mientras el agua se abate
agazapados esperamos
a que la tormenta escampe
y esperanzados aguardamos
a que salga otro día brillante.

Lo más visto del mes.

El hombre y sus circunstancias.

Mi primer soneto.

Poemando que es gerundio.

La justicia.

Estudiando poesía.

Solo era una sombra.

Mi autobiografía.

Modales.

Amar, querer, enamorarse.