Poema del Sistema Solar.


El sistema solar.

La Vía Láctea es nuestra galaxia
una más entres billones de astros,
galaxia espiral de hermosos brazos
con una barra estelar central.

Allí está nuestro Sistema Solar
inclinado respecto al plano
en el brazo de Orión situado
orbitando el centro sideral.

El Sol es nuestro lucero
calor y vida nos da
pero algún día lejano
muerte y destrucción traerá.

Estrella enana dónde las halla
el corazón del Sistema Solar
de color amarilla o blanca
fusiona hidrógeno sin cesar.

El primero de los planetas
el más cercano al Sol
lo llamamos Mercurio,
es el más ligero y veloz.

Atmósfera no posee,
pequeño planeta gris.
La gravedad solar te atrapa
para no irte en un tris.

Venus, el segundo de la lista
le pusieron nombre de Diosa
fantasía de novelista
amor, fertilidad, graciosa.

Pero las apariencias engañan,
es el planeta más caliente
con atmósfera tóxica e hiriente
de la Tierra prima-hermana.

El tercero del registro llega
es La Tierra azul y blanca.
Agua en abundancia detenta,
atmósfera apta para inhalar
la vida en abundancia sustenta.

Su satélite, la Luna,
domina la noche negra.
De soñadores su quimera.
de bohemios es su musa,
y de escritores su lema

Los humanos aquí residimos,
raza inteligente creemos ser
pero el daño que al planeta hacemos
no lo queremos ver.

El último de los rocosos,
Marte, el cuarto planeta,
tiene nombre de guerra
y es de color rojo.

El volcán más grande
de nuestro Sistema Solar,
Monte Olimpo se denomina
en órbita lo puedes notar.

Dos satélites Marte posee,
Deimos y Fobos los llaman
más dos asteroides parecen,
los marcianos los reclaman.

Múltiples misiones mandamos
todo lo queremos conocer
porque dentro de mucho tiempo
nuestro hogar puede ser.

Llegamos al cinturón de asteroides
dónde Ceres y Vesta se hallan,
largo tiempo fueron meteoroides
ahora planetas enanos los llaman.

El reino de los gaseosos empieza
y no es que pedos se tiren
de hidrógeno formados están
y no de otros gases desapacibles.

Mucho antes de llegar
observamos al gigante,
el rey del Sistema Solar,
vemos a Júpiter, triunfante.

El primero de los gaseosos
de la Tierra protector
de cometas y asteroides
ayudante primoroso.

Posee satélites abundantes
pero las lunas interiores
son las más importantes.

Se denominan lunas jovianas
y no es por hacerme el listo
también son galileanas,
se trata de Europa , Io,
Ganímedes y Calisto.

Saturno es el siguiente planeta,
el Rey de los Anillos lo llaman
la joya de la corona del sistema
belleza a raudales derrama.

Abundantes lunas lo orbitan,
entre muchas cito alguna,
Titán, Encélado o Mimas,
todas distintas, todas oscuras.

El siguiente que sigue es Urano.
Jorge le quisieron bautizar,
ese nombre era el más apto
porque con ano puede rimar.

Urano es un gigante helado
con el eje inclinado
unos anillos poco reputados
y de un color azul claro.

Abundantes satélites lo circundan
poco estudiados están
parece que no interesan
deberemos de esperar.

El últimos de los planetas,
gigante, helado, gaseoso,
Neptuno, el rey del mar,
posee un azul hermoso.

De sus anillos ni hablar,
tan solo un satélite destaca,
Tritón, la mayor luna es
tiene órbita extraña.

Mas allá de Neptuno observamos
que más objetos celestes existen
Algunos en el helado cinturón de Kuiper
girando alrededor del Sol persisten.

Plutón fue el primero observado
para ser rebajado a planeta enano.
Otros fueron descubiertos después,
Makemake, Haumea, Sedna bautizados
pero se quedaron como enanos, pues.

Antes de llegar al final
os lo tengo que contar
que otros objetos se trasladan
girando el Sol sin cesar.

Desde la Tierra los puedes ver,
los solitarios del sistema son
cometas o asteroides da igual
antaño mal vistos por superstición

Si no cortan nuestra órbita
son hermosos de observar
pero si alcanzan el planeta
un buen susto te puedes llevar.

Llegamos al límite del sistema
dónde la gravedad del Sol no atrapa,
dónde su luz no llega,
dónde el vacío comienza,
allá dónde su calor no empapa.

Una nube que nos recubre,
son los restos de nuestro origen
La nube de Oort la llamamos
y todavía es un lugar virgen.

A partir de aquí la nada
aunque la nada no existe
pero la distancia es tan alejada
que hace que me sienta triste.