Entradas

Última entrada.

El del silbato.

Imagen
La Liga Mundial de Clubes de Fútbol quizás sea el máximo evento deportivo de nuestro tiempo, este evento planetario llega a su máxima emoción durante estas fechas. Equipos de fútbol de todo el orbe se enfrentan en un liga global que abarca todo el planeta, podemos incluso decir que ha dejado muy atrás a los mundiales de fútbol que tan largamente se han celebrado a lo largo de los decenios. La fase final a la que asistimos está conformada por cuarenta equipos de las distintas ligas que se disputan en los distintos continentes que dan forma a este planeta azul. A este colosal evento llegan los mejores deportistas y lo mejores equipos del mundo en un espectáculo sin parangón.
Actualmente en pleno siglo XXVI, y gracias a los grandes medios de tele transportación, estos equipos conformados por jugadores, staff técnico, directiva y demás pueden moverse de un lado a otro del planeta en unos minutos. Por supuesto que todo esto incluye también a los aficionados de la Tierra que ahora y moviéndo…

CHIPS & BITS.

Imagen
CHIPS & BITS. Tablet. computador, portátil, ordenador.
La informática nos invade allá dónde vayamos, aunque a todos no nos agrade y no la comprendamos.
Bit, software, byte, hardware.
Nueva jerga informática tenemos que aprender y alguna palabra enigmática debemos reconocer.
Fibra óptica, ancho de banda, conexión inalámbrica, bluetooh.
Empresas de telefonía ofrecen sus servicios de una manera sombría para pingües beneficios.
Aplicaciones, mensajerías, juegos y algunas majaderías.
En el bolsillo todo lo llevas en un pequeño aparato. Ten cuidado, ¡no lo pierdas! O tendrás susto para rato.
Disco duro, deuvedé tarjeta gráfica, cedé.
La máquina de escribir se ha quedado obsoleta,
incluso para archivar ya no uso ni la carpeta.

Enajenación mental.

Imagen
La sala de los acusados era un cuarto de forma rectangular no demasiado grande. Baldosas negras sin dibujo adornaban el suelo, madera veteada de color marrón oscuro revestían las paredes, bancadas con asientos de color negro pegados a cada una de las paredes de la estancia atornillados al suelo servían para que acusados y abogados se sentasen a la espera de la llamada de la sala del Tribunal. Había dos puertas, una de ellas era por donde entraban los acusados acompañados de sus abogados, Jaime había atravesado ya esa puerta con su abogado. La otra era la que llevaba a la sala del Tribunal. La estancia estaba perfectamente iluminada y se respiraba bien, la temperatura era la adecuada.
Jaime se había sentado recostado sobre uno de los asientos con las piernas estiradas y los brazos sobre el pecho, tenía los ojos cerrados y la cara relajada. Se encontraba tranquilo y respiraba pausadamente. Estaba sentado junto con su abogado que tenía una cara de seriedad muy grave.
-No comprendo cómo pue…

Imponderables.

Imagen
Suele pasar que uno tiene bien planificado lo qué va ha hacer los siguientes días, cuando por sorpresa ocurren circunstancias que nos hacen cambiar de planes o simplemente esos planes quedan rotos. Esto último es lo que me ha pasado a mi esta semana que acaba. Estaba totalmente lanzado, escribiendo y realizando mis labores personales a la velocidad de crucero, me las prometía muy felices ya que todo iba bien y sin problemas. Pero … … llegó casi sin avisar, solo unos sofocos, tos seca, mal estar general, dolor articular y muscular … ¡LA GRIPE! No, no os asustéis, no corráis, no os alarméis … ¡dejad de gritar! Ya lo tengo bajo control. Cuatro días tirado en cama, fiebre, sudores, malos sueños, total que todo el ritmo de trabajo quedó roto y aparcado durante ¿10 días? El lunes que viene si todo va bien, y aparece que sí, volveré a engancharme al trabajo.
Porque claro, aquí los profesionales de la estilográfica cuándo hablan de su trabajo son como relojes. <<Me levanto a las ocho, …

La locura.

Imagen
La luz entraba en el apartamento a través de las rendijas de una persiana que hacía tiempo que no se habría. Era una luminosidad muy deficiente para observar lo que ocurría en su interior, pero eso a Jorge no le importaba. Un olor acre a espacio cerrado y sin ventilar se esparcía por el alojamiento. Jorge permanecía dormido totalmente agotado por tantos meses de trabajo incesante. Se había aislado del mundo exterior, no contestaba a ninguna llamada fuese de quién fuese, hacía tiempo que no mantenía una conversación con nadie ni tampoco quería. La estancia permanecía cerrada a cal y canto, tan solo abría la puerta para recibir la comida que encargaba por Internet, pizza, hamburguesas, bocadillos, le daba igual con tal de no perder el tiempo cocinando, pagaba con tarjeta o con bitcoins. El aspecto del apartamento era deplorable, la suciedad campaba por doquier, cajas y envases de comida vacía se acumulaban en la cocina en cualquier sitio, tiempo hacia que no tiraba la basura. Las camas …

Kodokushi.

Imagen
Vaya, me ha dado por el japonés. Siempre he tenido curiosidad por la cultura japonesa, es tan diferente a la nuestra que me atrae en sobremanera. El tema es que en esa sociedad tan altamente tecnologizada ocurren una serie de situaciones que me parecen que pueden indicarnos hacía dónde avanzamos. El título de la entrada “Kodokushi” significa “morir en soledad”. Se está dando la circunstancia de que personas, sobre todo mayores o ancianos, mueren en la más absoluta de las soledades y olvidos. De hecho, existen una serie de empresas niponas que se encargan de la localización, limpieza de la vivienda, entierro y retirada de los enseres de estas personas cuando fallecen. Quiero recordar que japón posee la tasa más baja de nacimientos en el que se llama primer mundo. Probablemente ese es uno de los factores del por qué de tanta soledad, y también añadir que precisamente esa sociedad es de las más envejecidas del planeta, viven más pero en condiciones no tan favorables.
Hace algunos años v…

El caminante.

Recogí las llaves de casa de la encimera de la entrada, y me dispuse a salir. Observé el resto de la vivienda y lo encontré todo en orden, el televisor apagado tanto como el pc y cualquier otra luz que hubiera por allí. Abrí la puerta de casa, y salí de mi hogar al descansillo de la entrada. Cerré la puerta de casa de un fuerte portazo sin querer.
-Vaya se me escapó la puerta, espero que los vecinos no se enfaden -pensé.
Me di la media vuelta, introduje la llave en el cerrojo de la puerta y le di al cerrojo las tres vueltas correspondientes quedando la puerta bien cerrada. Saqué la llave del cerrojo, bajé las siete escaleras al siguiente descansillo dónde está el ascensor, pulsé el botón de llamada del ascensor. Las llaves las guardé en el bolso que llevo en bandolera en el bolsillo correspondiente, siempre llevo cada cosa en su sitio. El móvil con las gafas y el cargador en un bolsillo, la cartera y el monedero en otro y las llaves solas en otro bolsillo para poder cogerlas bien cuando…