Entradas

Última entrada.

Espejos. Capítulo 14.

Imagen
Capítulo 14. Vida cotidiana.Una vez de vuelta al universo de Antonio se instalaron en la misma ciudad, pero en otra vivienda muy alejada de las otras, otro piso franco. Se acomodaron como siempre dejando pasar los días sin llamar demasiado la atención, solo salían lo necesario para la manutención de la casa y de sus vidas. Mientras tanto Antonio aprovechó para ver su situación personal en su mundo y ponerse al día con las noticias de su mundo.
-¿Cómo conseguís estas viviendas? -preguntó Antonio mientras tecleaba en la consola.
-No somos los únicos agentes que estamos aquí. Todos nos movemos por todas partes, tenemos nuestros propio sistema de información. Cuándo lleves más tiempo y vayas conociendo a más compañeros te irás percatando de cómo funcionamos, solamente que los irás encontrando por el camino. No estamos tan solos como tú supones, acuérdate de lo que te sucedió cuándo fuiste a tu casa -respondió Aedeon, Antonio se quedó pensativo.
-Debo de ir a la universidad -dijo mientras le…

Espejos. Capítulo 13.

Imagen
Capítulo 13. El intento.Antonio lo primero que hizo al llegar a la vivienda fue darse un buen baño, le hacía falta. Se encontraba muy intranquilo ya que se esperaba una fuerte reprimenda que por lo que notó nunca llegaba. La espera tensaba más la situación. Tenía la ropa necesaria preparada en el baño, le recordaba cierto lugar que ya había estado con anterioridad. Al acabar su ablución se visitó con parsimonia, salió del cuarto de baño al encuentro de su amonestación.
-Otro universo, otra vivienda, otro inicio -pensó.
Empezó a buscar dónde se encontraba su semejante, después de una larga búsqueda lo encontró en la terraza que tenía la vivienda. Estaba tumbado en el suelo de la terraza encima de una especie de toalla tomando el sol, si es que la cúpula dejase filtrar los rayos ultravioleta para ponerse moreno. Había un asiento al lado de ese individuo, Antonio se sentó. Miró con parsimonia la persona tumbada a su lado, tenía los ojos cerrados y respiraba con serenidad. Antonio esperó.
A…

Espejos. Capítulo 12.

Imagen
Capítulo 12. La prisión.Un instante después se materializaron en otro lugar, Antonio se sentía mareado de lo brusco que fue el viaje. El acompañante también se dobló un poco por la cintura del mareo que sintió instantes después, Antonio se recompuso poco a poco mirando a su alrededor. Se encontraban en una sala enorme, espaciosa y bien iluminada a pesar de no poder ver ninguna clase de iluminaria. Le llamó la atención la altura del techo, muy elevado, altísimo. Todas las paredes eran de una piedra gris pulcramente tallada y perfectamente ajustada, por lo demás sentía mucho frio en esa estancia. Se desplazó un poco por el recinto para observar todo mejor, se percató que no había ninguna puerta de salida, y que el único objeto que había en toda la sala era el espejo a parte de ellos dos.
-No te alejes, nos vamos ahora mismo -ordenó el acompañante ásperamente.
Antonio se fijó con detenimiento en aquel ser humano, porque su rescatador era un hombre. Sus ojos marrones observaban con detenim…