Entradas

Última entrada.

Espejos. Capítulo 4.

Imagen
Capítulo 4. Llamadas.
La vida de Antonio continuó sin ninguna clase de sobresalto los días posteriores, se encontraba contento habiendo casi olvidado los problemas con la compra. Se leyó el manual de uso de cabo a rabo detenidamente, tan solo llegó a una conclusión clara … no debía de tocar el espejo bajo ningún concepto. Cuándo tenía algún rato libre entraba en la habitación del espejo y miraba su imagen reflejada. Siempre era distinta a la vez anterior, se veía a si mismo pero con sutiles diferencias. Lo que observaba en el reflejo del espejo era su propia imagen vestido de otras maneras e incluso con otros peinados, el fondo se difuminaba demasiado como para saber que era lo que mostraba la imagen quedando sin formas ni definición. Se divertía viéndose a si mismo vestido con otros ropajes, el único inconveniente es que salía bastante mareado. Recordó que el manual le contaba que no debía de exponerse demasiado al espejo durante muchos días, ni mucho tiempo. Así lo hizo y fue alternan…

Espejos. Capítulo 3.

Imagen
Capítulo 3. La instalación. Antonio regresó a su rutina habitual después de la descabellada compra del espejo, siguió desarrollando su tesis de carrera mientras esperaba impaciente a que se lo trajeran. Pasadas unas dos semanas de la compra, y totalmente nervioso creyendo que ya no venían o que se habían olvidado de él, sonó el timbre de su domicilio. Se dirigió a la puerta algo sobresaltado por el timbrazo y miró por la pequeña pantalla que tenía a modo de mirilla, era el anticuario. Venía él solo o por lo menos eso le pareció en un primer momento, no llegó a ver a nadie más. Antonio con cierta precaución por su parte le abrió la puerta.
-Buenos días, señor Tuinwe -habló el anticuario extendiéndole la mano a manera de saludo.Antonio le devolvió el gesto dándose los dos un fuerte apretón de manos.
-¿Puedo pasar? -preguntó Roberto.
-Sí, sí, claro … pase … pase … -respondió Antonio un tanto sorprendido por la visita.
El anticuario entró a la vivienda portando una enorme sonrisa satisfecho con…

Espejos. Capítulo 2.

Imagen
Capítulo 2. La tapadera. Ya habían transcurrido varias semanas desde la visita de Antonio a la tienda de antigüedades, él se encontraba sentado en uno de los butacones de su sala viendo la olovisión A pesar del tiempo transcurrido lo sucedido en la tienda no se le quitaba de la cabeza, seguía sin entender nada de lo que había ocurrido allí. Se levantó de la butaca dejando encendida la olovisión dirigiéndose al estudio que tenía en su propio domicilio. Abrió la puerta del estudio, y la luz se encendió automáticamente al entrar. El estudio no era una habitación muy grande, tan solo disponía de una mesa con una consola conectada al centro de control de la ciudad, desde ahí podía solicitar toda la información que quisiese. La mayoría de los licenciados en historia de la época como Antonio no entraban en contacto directo con libros, periódicos o con cualquiera otra clase de registros escrito, sonoro o audiovisual histórico, no se desplazaban a bibliotecas dónde hacer el trabajo de campo. Ese…

El funeral.

Imagen
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo ... amén. Hemos tenido unas semanas de congoja y angustia en la familia, un familiar muy cercano no ha podido superar una operación delicada y ha acabado falleciendo. Durante su hospitalización todos los sábados realizaba la pertinente visita, era el mejor día por mi parte para poder verle. Hubo unos días que conseguí charlar con él de alguna cosa, pero el estado de salud iba empeorando. El último sábado ya me percaté de su delicado estado, de ésta no salía. Cuando fui a despedirme de él me ofreció la mano a modo de despedida, le di un fuerte apretón y un beso en la frente, y triste abandoné el hospital. Días después fallecía. Él era consciente de su estado y con una gran entereza lo asumió, no hubo quejas, ni lloros, ni lamentos, ni súplicas por su parte. Le velaron sus seres más queridos hasta el momento de su muerte. Se despidió de quién pudo y de quién fue a visitarlo ... no hay más que añadir.
Todos en pie ... oremos. Después v…

Espejos. Capítulo 1.

Imagen
Capítulo 1. La tienda de antigüedades. Antonio paseaba por la calle pausadamente, no tenia prisa por nada ni por nadie. La gente caminaba a su alrededor cada uno dirigiéndose hacía sus quehaceres diarios, nadie miraba a nadie, nadie saludaba a nadie. Antonio con las manos en los bolsillos del pantalón miraba aburrido a todas partes, y a ninguna. Los coches eléctricos circulaban en silencio por la calzada, hacía tiempo que los motores de gasolina se prohibieron tanto como los plásticos y cierto tipo de material de fabricación. Se detuvo un breve momento, se encontraba aburrido. Dirigió su mirada hacía la otra acera, y observó una tienda que no había visto nunca anteriormente. Le pareció por el aspecto que era una tienda de antigüedades.
-Es extraño. He pasado cantidad de veces por aquí, y nunca había visto esa tienda -pensó.
La tienda tenía un aspecto antiguo y viejo, desentonaba totalmente no solo con las demás tiendas sino con todo el edificio. Nadie prestaba atención a dicha tienda, nad…