Entradas

Mostrando entradas de enero, 2019

La hoja en blanco.

Imagen
La hoja en blanco es el peor inicio. Para serte franco un difícil servicio.
El mayor terror de cualquier autor, el mayor horror para cualquier escritor.
¿Qué escribir? ¿Qué versar? ¿Qué decir? ¿Qué pensar?
¿Cómo titular? ¿Cómo concebir? ¿Cómo acabar? ¿Cómo convertir?
Siempre llega la inspiración cuándo menos lo esperas, pero la grave cuestión es que trabajando estuvieras.
De noche o de día, en casa o en la calle, literatura o poesía, allá dónde halle.
Computador, lapicero, borrador, papelero.
Cuaderno, blog, bitácora, bloc.
Te cuento un secreto que yo ya lo conozco. Te lo digo en concreto, ¡vivir! Lo reconozco.
Pero da igual lo que uses, y tenlo siempre presente que busques lo que busques lo encontrarás en tu mente.

Contrabando.

Imagen
Con el miedo en el cuerpo Sonia se fue vistiendo con su equipamiento deportivo para salir a hacer sus ejercicios de carrera diarios. Se uniformó con una malla negra ajustada, zapatillas blancas y rojas último modelo con suela antideslizante, calcetines altos deportivos blancos hasta las rodillas, peto rojo transpirable que le cubría el torso y los brazos para acabar con una sudadera negra impermeable de cuello alto con gorro. Estaba perfectamente equipada para iniciar su entrenamiento. Sonia salió de su habitación temblando dirigiéndose a la sala. Allí estaba su marido, Antonio, y sus dos hijos, Lorena y Javier. Antonio se encontraba sentado en la butaca muy nervioso fumando compulsivamente. Los niños ajenos a lo que ocurría con sus padres estaban con sus juguetes alternando sus juegos y la televisión. Antonio tenia la cara asustada con los ojos abiertos de par en par.
-¿Lo llevas todo? -preguntó Antonio angustiado-. Déjame ver que no se te olvide nada.
Antonio poniéndose de pies lo com…

Conmemoraciones y ¿celebraciones?

Imagen
La verdad que estos cincuenta años que he iniciado los he comenzado con muy buen pie, una década nueva a estrenar. Creo que ha sido el año en el que más cantidad de contactos me han felicitado, me refiero a los contactos reales no a los virtuales. Sé de buena tinta que una persona cercana a mi ha estado moviendo todo esto, y sé también que para nada me lee o me sigue. No es una persona muy dada a estas cosas, pero aún así le doy las gracias desde estas líneas. También doy las gracias a todas esas personas que me han llamado por teléfono o mandado un mensaje por la mensajería que sea, nunca llegué a pensar que tanta gente cercana o lejana me tenía en tanta estima. Creo que voy a empezar a cambiar un poco la manera en que los demás me aprecian, creo que estoy mejor valorado de lo que pienso o más bien puede que no me de el aprecio que me tenga que dar, me subestimo.
En redes sociales creo que no ha estado nada mal. La única red que maneja lo de las felicitaciones es Facebook, y concret…

El apagón.

Como todos los viernes, y antes de la llegada de la medianoche terrestre, horario de la costa atlántica de la antigua América del Norte, empezaba el programa de gran éxito de la olocrovisión “Me lo dices o te lo cuento”. El presentador apareció en el plató acompañado por una orgía de colores que hacían cegar la vista a cualquier olocroespectador. Se presentó vestido con un traje multicolor que variaba el tono dependiendo de la iluminación, seguidamente se presentó como cada inicio de programa.
-Buenos días y bienvenidos a nuestro programa de olocrovisión "Me lo dices o te lo cuento" -empezó a gritar el presentador contoneando las caderas-. Programa presentado por un servidor, Antonio Malachinche. Emitimos para todo el planeta en todos los olocrocanales y para nuestras colonias en la Luna, aunque a ellos la señal llegue con cierto retardo. La nave Alfa-Orión en misión a Marte lo recibirá días más tarde por estar situada en el lado opuesto de la órbita terrestre.
Se escuchaban a…

Balance.

Imagen
Cuándo acaba un año solemos hacer un rápido balance de lo que ha sucedido, suelen aflorar temas personales, laborales o sentimentales, aunque cada uno añade unos u otros dependiendo de su vida. Viendo globalmente el año no creo que me pueda quejar aunque tampoco creo que pueda alegrarme demasiado. Pensándolo mejor, creo que todo esto lo hago porque me encuentro justo en las vísperas de mi cincuenta cumpleaños y es una edad que es digna de reflexión y balance. Supongo que ya han transcurrido dos tercios de mi vida y hacer una especie de inventario creo que no viene del todo mal aunque me centraré más en el año ya vencido.
Empezando por el tema sentimental creo que sigo con encefalograma plano, es decir, nada de nada. Estoy inapetente, no acabo de convencerme de nada ni de engancharme, si es que se me permite la expresión, a ninguna mujer. Creo que esta situación se debe a una suma de factores que no son demasiado favorables para mi. Los años de soledad que llevo y el aislamiento al qu…

El camarero.

Imagen
Con agilidad y destreza el camarero flotaba más que caminaba por la barra colocando las botellas y la vajilla limpia en sus correspondientes baldas. El local se encontraba animado en ese momento, varios grupos de personas amenizaban el lugar con sus comentarios, la música sonaba sin gran estruendo y varias personas se contoneaban en la pista de baile, también estaban los típicos borrachuzos de siempre con sus berridos y empujones. -¡Manolo! -gritó uno de los clientes. -Dígame señor en qué puedo atenderle -respondió el camarero educadamente con esa voz aflautada tan característica. -Sírvame tres cervezas de barril, dos copas de vino tinto y un cubata del mejor ron que tengas -ordenó el cliente sin demasiada educación. -Sí señor, como desee -respondió el camarero. El camarero comenzó a buscar los vasos y las copas con esa desenvoltura tan típica de los profesionales del gremio, escanció los vasos con la cerveza del grifo, las copas las llenó con el vino que se guarda en botella de cris…