Ilusión, trabajo, cansancio.

Mi escritorio.
Cuando me inicié en esto de los blogs no sabía cual iba ser mi desarrollo profesional, tampoco cómo me iba a estructurar el trabajo, de hecho y a pesar que los blogs me funcionan viento en popa, los tres, tengo que seguir estructurándome más el trabajo porque voy encontrando más información para seguir con mis blogs. Ésto me lleva a una situación desde Octubre del 2.015 a estar todos los días, sí, he dicho bien, todos los días, realizando entradas para poder seguir dando vida a mis blogs, también sigo publicando en las redes sociales y comentando lo que creo conveniente.

Para empezar he tenido la época de aprendizaje que creo que todavía me mantengo en ella, cómo escribir, ortografía, estructurar las entradas en párrafos, cómo dirigirme al lector, diseñar los blogs, tipo de letra, cómo se ve un blog desde un móvil que por cierto los míos se ven de maravilla, seguir cambiando y modificando aquello que no funciona, modificar entradas de hace meses ya que se quedan un poco, cómo decirlo, desaliñadas con respecto a las actuales, es decir, se está en una continua evolución y mejora de las prestaciones de lo que ofrezco lo que me lleva a un tortuoso ensayo y error.

Nunca llegué a pensar que este fuese un trabajo tan esclavo, no solo está el recopilar la información además de ésto y en algún que otro caso tengo que traducirla del inglés, poner una imagen atractiva y que no genere confusión, estructurar continuamente la entrada, retocarlo todo en párrafos y frases para que quede bien limpio al leer y después colgarlo en las comunidades o grupos de la red social correspondiente, pero ahí no acaba la tarea, hay que estar pendiente de los comentarios y visitas que se suceden a las entradas y seguir vigilando el buen funcionamiento del blog. Se me olvidaba que también sucede lo mismo con las publicaciones o post, vigilar tu propio perfil y todo lo que tengas en comunidades y colecciones propias que funcionen en las distintas redes sociales en las que publicas para que no se te desmadre demasiado el entorno virtual.

Se trata de un trabajo continuo y de constante evolución, estudio, consejos por parte de seguidores y paciencia. Creía que este era un tipo de trabajo que no te lo llevabas a la cama, no es así, por desgracia a veces sueño con ello, otras veces y durante el transcurso de la jornada me vienen ciertas ideas a la cabeza y se me acumula el trabajo, os recuerdo que a parte de este blog tengo otro de astronomía que es mi joya de la corona y he iniciado otro hace poco tiempo de relatos que aunque no realizo entradas diarias parece que tiene buena pinta, ya veremos. Lo que veo mal de todo ésto es que te puedes llevar el trabajo a todas partes, no acabas nunca de desconectar, no tengo portátil pero si lo tuviera llevaría la oficina encima ya que con un portátil con conexión a Internet trabajaría desde cualquier lado del planeta incluso desde los Polos con conexión vía satélite, como podéis comprobar lo tengo todo pensado, seria una especie de bloguero autónomo itinerante.

Por comentar algo positivo, la cantidad de personas que llegas a conocer aunque sea de forma virtual es enorme y lo que se aprende de ellas también, me doy cuenta que no estoy tan solo en este mundo. Otro de los aspectos positivos es que ni tengo jefe ni tengo horarios fijos, publico lo que se me antoja y cuando se me antoja a la hora que quiera y el día que quiera y respecto de cuándo trabajo mis entradas, pues cuando a uno le apetece. Lo curioso de todo esto es que he sido yo el que se ha comprometido con todo ésto sin que nadie me lo halla pedido, es decir, uno voluntariamente y porque le sale de mi Santa Gana resulta que comienza a publicar y a comprometerse en algo donde nadie le espera y nadie lo pide. Otro asunto que quería comentaros es la calidad de las publicaciones o blogs, cuando se pone un nivel, y encima me lo pongo yo mismo para mi mismo y conmigo mismo, no puedes bajar de ese nivel en todo caso lo qué hay que hacer es todo lo contrario subir el nivel ya que el seguidor protesta, me ha pasado un par de veces con un par de publicaciones modestas.

¿A dónde quiero llegar? A que simplemente todo ésto produce un cansancio muy grande, a pesar de la tremenda ilusión que me produce todo el trabajo estoy en un momento de cansancio mental. Internet funciona 365 días al año, 24 horas al día, no se puede estar a toda la información que se comparte, no llego a todo y además con las últimas modificaciones en mis blogs no me aparecen en los comentarios las personas que comparten mis entradas, luego no sé hasta dónde llego con mis entradas, a menos que algún seguidor me lo diga 😉. Tengo que aprender a estructurar el trabajo de tal manera que me quede cierto tiempo libre para poder respirar un poco aunque por desgracia la cabeza seguirá funcionando, estoy solo en todo ésto ya que el ser bloguero o escritor es una trabajo muy individualista, pueden ayudarte con ideas o consejos pero el que se pone delante del teclado es uno mismo. Supongo que es el típico bajón que a uno le da porque estar trabajando a toda presión pasa factura en forma de cansancio. De momento no voy a tomarme vacaciones ni voy a desaparecer del panorama por un tiempo, seguiré compartiendo y trabajando pero con más tranquilidad y sosiego para no tener esa sensación de cansancio, que no hartazgo no confundamos, que me acompaña desde hace días.

Ya sabéis, descansad todos, incluso de mi. Un saludo a todos.

Entradas más visitadas.

Supersticiones.

La Navidad.

Año Nuevo, ¿Vida Nueva?

Animales y mascotas.

ELLA.

Enfermedad.

VIOLENCIA.

La amistad.

La fiesta virtual.