Todo cuenta.

Mi escritorio.


Como en todo trabajo todo cuenta, todo influye. No solo es cuestión de la llama de la inspiración sino también la situación personal por la que estés pasando. Hace unas entradas comentaba como la inspiración llegó a mi y empecé a escribir poesía, evidentemente el caminar en esta profesión te enseña muchas cosas y no solo es la inspiración lo que cuenta a la hora de crear algo, texto, pintura, escultura .... Todo lo que te rodea influye, hasta la dieta que lleves también cuenta.

Estamos en pleno invierno con un temporal de nieve y frío que yo personalmente no he conocido jamás, los catarros y la gripe campan por doquier y eso influye a la hora de ponerse a realizar labores creativas. La sensación de frío que se tiene apelmaza los sentidos y la mente, tienes que estar pendiente del clima que hace para saber que clase de ropa o cuanta ropa ponerte, no estás cómodo en ningún sitio y al tener la cabeza en distintos frentes la mente se disipa y te falta algo de concentración. Esa pequeña chispa que se tiene parece que pierde brillo aunque sé que me acompañará por siempre, te disuelves en ciertos problemas y no estás a lo que tienes que estar.

La vida que uno lleva lo marca todo, no es lo mismo estar soltero que estar casado, vivir en la gran ciudad que en un pequeño pueblo, tener 25 que 49 años, todo suma o resta dependiendo del enfoque que le quieras dar. La dieta aunque parezca que no también influye, el tener una dieta adecuada en esta profesión es importante, nos pasamos mucho tiempo sentados y no quemamos calorías luego corremos el peligro de echar barriga. No convienen las comidas copiosas ni estar picando todo el día, la solución es hacer el deporte que cada uno tenga que hacer, caminar, gimnasio, piscina, footing. El día a día lo tienes que preparar a tu manera ya que uno mismo es el jefe y el empleado, conocer y saber cuando son los buenos momentos para escribir es algo importante ya que así tienes un trabajo fluido y provechoso para no caer en la monotonía y lo que es más peligroso el aburrimiento.

Por comentar algo que también cuenta qué es algo de lo que quería escribir desde hace tiempo, si alguien cree que consumiendo drogas como alcohol, cocaína, mariguana o cualquier otra sustancia estupefaciente va a tener un atisbo de creatividad no puede estar más errado. Todas las drogas del tipo que sean, he dicho bien absolutamente todas, afectan a la zona creativa del cerebro que está en la parte frontal del cráneo, lóbulo frontal, por no hablar que el consumo exagerado de drogas genera una grandísima destrucción de la red de neuronas que puebla dicho órgano, por eso algunas personas acaban como acaban. Todo éso que se cuenta de que ciertos artistas realizan sus creaciones al olor de la mariguana o mediante la rallita de coca simplemente es algo totalmente falso, son ganas de adornar un artículo o  ganas de confundir al personal con estupideces, no os creáis nunca nada de éso.

Comparar tu trabajo con otros es bueno pero no es objetivo, hay una frase que la escuché en una película: <<Ten muy presente que tu enfoque determina tu realidad>>, es algo totalmente cierto que aunque venga de una película de ciencia ficción no deja de tener validez. La manera de mirar las cosas es lo que hace que tu vida sea de una manera o de otra por eso el trabajo de los demás es hasta cierto punto de vista muy subjetivo. Por otro lado este trabajo es "full-time", 24 horas al día, 365 días al año, las estrellas nunca cogen vacaciones e Internet funciona las 24 horas. Los momentos de asueto son importantes y saber cuando tienes que descansar también ya que el cansancio se acumula no dejándote trabajar en condiciones.

Por último, si no sabes que escribir no desesperes, llegará el momento, todo cuenta, todo suma. Sigue con tu vida normal, no por ponerte delante de un PC las ideas llegan, más bien es al revés. Ahora me encuentro en un momento de parada creativa, supongo que las ideas nuevas se tiene que asentar en la cabeza para luego seguir avanzando. Como buen blog personal no solo voy a comentar mis logros, también mis problemas creativos y todo aquello que me hace superarme un poquito cada día. Supongo que esta sensación de espesura es parte de esta profesión, ésto no es una fábrica de montaje de coches en la que llegas y el trabajo sale por si solo, estar enfermo, tener jaquecas, atender a la familia, el clima que hace ... influye y más de lo que podáis creer. Me olvidaba de los estados de ánimo, alegría, tristeza, euforia, pesadumbre todo se coloca en la balanza en este trabajo, así salen luego las cosas.

Esta entrada también es un ejemplo de lo que uno quiere escribir y acaba escribiendo, al final me ha quedado como una entrada de consejos, sé que hay distintas personas que buscan asesoramiento a la hora de iniciarse en esto por ello escribo sobre ello, las sensaciones que uno tiene y los vaivenes que sufre son importantes a la hora de ponerse delante del blog. 

Gracias por adelantado por estar ahí, hasta la siguiente entrada por aquí andaré.