Gran Hermano.

Que Gran Hermano ya está aquí es algo sabido y conocido por todos, desde hace muchos años no vemos más que cámaras de seguridad por todas partes en centros comerciales, carreteras, comunidades de vecinos, establecimientos deportivos y todo aquello que sea digno de control, lo curioso es como se ha realizado todo esto, poco a poco y a la chita callando. Todo esto se vende desde las instituciones públicas indicándonos que se realiza por nuestro propio bienestar, libertad y vigilancia para poder tener controlados a los 'malos de la película' que por cierto podemos ser cualquiera de nosotros.

No nos damos cuenta pero cada día son más los aparatos electrónicos, cada vez más pequeños y más sofisticados, los que pueden hacer esa labor de control y vigilancia de una manera eficiente y aséptica sin que nos demos cuenta de ello. Tan solo es cuestión de levantar la cabeza y fijarse la cantidad de cámaras que existen por todas partes de las que no nos percatamos, las colocaron en ese sitio sin avisarnos para qué o por qué y ahí siguen.

Ahora bien, eso no es lo peor de todo, porque de todo lo comentado anteriormente es al fin y al cabo el estado, nación o país correspondiente el que se encargada de dar legalidad a todos estos aparatos colocados en esos lugares, hecha la ley hecha la trampa o hacemos las leyes a nuestro capricho. Lo peor de todo esto es que llevamos a Gran Hermano en nuestro propio bolsillo en nuestro propio smart o iphone y para rematar la faena colgamos nuestras propias fotos en internet en la red social correspondiente con todo nuestra ignorancia porque lo que hacemos es abrir una ventana mundial a nuestra vida, la vida privada prácticamente no existe hoy en día nosotros inconscientemente la ofrecemos al mundo.

Lo que me ha llevado a escribir esta entrada son varios hechos reales que han ocurrido a finales de este mes de Marzo del año 2016, para situarse si alguien lee esta entrada en el futuro, un avión egipcio fue secuestrado y forzado a aterrizar en la isla de Chipre por un individuo armado y con un cinturón de explosivos atado al cuerpo,uno de los pasajeros se hizo un selfie con el secuestrador y lo colgó en alguna red social ¿¿¿???, increíble, lo segundo, ha salido una nueva aplicación, Periscope, que te permite colgar en tiempo real en la red lo que estas realizando en ese momento y estés donde estés, un deportista de élite muy famoso es uno de sus principales usuarios. La aparición de drones, aparatos voladores no tripulados, con cámaras también es otro tema a tener en consideración, te pueden estar grabando sin que te des cuenta. 

Siempre que se habla de este tema se alude a una novela titulada '1983' de George Orwell, personalmente recomiendo su lectura no voy a desvelar su contenido, a mi parecer se quedó bastante corto porque en esa novela todo está impuesto y controlado por un Gran Estado que controla todas y cada una de las facetas de la vida diaria de sus ciudadanos, es decir, estos ciudadanos no tienen ninguna libertad de elección. ¿Por qué se quedo corto a mi parecer?, porque hoy en día tenemos esa libertad de elección, lo hacemos todo voluntariamente y porque queremos, nadie nos obliga a hacer lo que hacemos, es nuestra responsabilidad lo que ocurra con nosotros mismos y nuestras vidas. Lo que ocurre con esta clase de novelas es que nos cuentan como son o pueden ser ciertas sociedades de ficción, lo que no nos cuentan es como llegaron a ser esas sociedades, quizá nosotros estemos viviendo esa sociedad pre-orwelliana y no seamos conscientes de ello, en fin, el futuro lo dirá.

Lo más visto en 30 días.

Sosiego, serenidad, quietud.

Fiestas.

Sobre el matrimonio y un modesto homenaje.

Sustos.

De vecinos y escaleras.

¡Música maestro!

El destino.

Éxito vs fracaso.

Ampliando horizontes.

Pasado de moda.