El miedo es libre.

SIENTE EL MIEDO.

El miedo es ese sentimiento que nos puede hacer actuar de la forma más inesperada, ese temor real o imaginario a que nos pase algo negativo que lo llevamos todos dentro de nosotros. No voy a referirme a las fobias porque creo que aunque las fobias se definan como el miedo a algo considero personalmente y no soy ni psicólogo ni psiquiatra que la fobia es el miedo desmesurado e irracional hacia algo, alguien o a una situación determinada, pienso que es más un problema mental producido por algún desarreglo del cerebro que cualquier otra cosa, de hecho las fobias se tratan en psiquiatría por especialistas, por poner un ejemplo, la aracnofobia es el miedo a las arañas, esos bichitos peludos con varios ojos y varias patas. La máxima expresión del miedo es el terror.

Sobre los miedos existen dos teorías, una de ellas dice que los miedos que tenemos son miedos adquiridos y aprendidos por la propia evolución de la especie humana y por nuestro día a día y la otra teoría se refiere a que el miedo es un conflicto interno no solucionado e inconsciente, así os lo comparto, que cada uno saque sus propias conclusiones.Una cosa tengo clara, todos los seres humanos tenemos miedos primordiales o básicos, las garras, los colmillos afilados, las caras severas, las voces de ultratumba, los sonido chirriantes, el silencio, la oscuridad, son situaciones que a todos los seres humanos de este descacharrado planeta nos ponen en guardia.

El miedo aunque no lo creamos es un sistema de defensa y supervivencia que poseen todos los animales del planeta, al fin y al cabo no somos más que animales, esta reacción nos ha servido durante miles de años para poder sobrevivir y que todavía lo utilizamos, nos hace poner en guardia ante una situación inesperada, pasos extraños que notamos en la espalda cuando vamos por una calle desierta por la noche, alguien que aparece por sorpresa, un golpe extraño, un ruido inesperado, una risita sardónica de alguien, el miedo junto con la huida va todo en el mismo lote. Todas esas sensaciones nos hacen erizar el vello de la piel y sentir como una descarga eléctrica recorre nuestra espalda, bueno eso es la adrenalina que se descarga desde los riñones, nos paraliza ¿o quizá no?, nos hace estar más alerta y curiosamente cuando ha pasado todo y hemos salido bien parados nos encontramos con la mente más alerta y más despejada.

Como dice la frase y estoy totalmente de acuerdo con ella "El miedo es libre.", quiero decir que cada uno es libre de sentir el miedo que quiera, todo viene determinado por la cultura, experiencia vital, situación personal, religión, superstición y el distinto folclore de la zona de donde se viva. Aunque el miedo es libre es muy relativo sufrirlo. Ahora tenemos con las nuevas tecnologías otras clases de miedos, quedarte sin batería, sin cobertura o wifi, que te echen de una red social sin motivo, perder el móvil, que no se encienda el ordenador, a no acabar esta entrada, perder tus contactos....... , supongo que a medida que avanzamos en la vida tenemos distintos miedos.

El miedo es muy utilizado en la industria del cine y de las series de televisión para producir lo que se define como cine de terror, se empezó con un terror muy elemental, un terror que apelaba a los instintos más básicos de las persona, garras, colmillos, ambientación lúgubre, oscuridad, como he mencionado anteriormente, para luego ir avanzando hacia un cine de terror que se enfatiza más sobre el aspecto psicológico del espectador que sobre un terror real y palpable. Los asesinos en serie, los hechos paranormales, la confusión, por cierto el miedo es muy contagioso, utilizar protagonistas y situaciones que por su definición no tienen porque infundirnos temor como payasos, muñecas de juguete de porcelana, niños y niñas de cierta edad que por lo visto tienen que ser gemelos, aunque esto último nunca lo he llegado a entenderlo y otros elementos que seguramente tenéis en mente.

El miedo es una herramienta muy útil para controlar a los ciudadanos, vuelven a las personas más sensibles, maleables y manipulables. Cualquier clase de gobierno del corte que sea tanto ideológico como de estructura, democracia, tiranía, capitalismo, comunismo, etc., utiliza el miedo para sus fines, esto ocurre desde que el ser humano se volvió sedentario, lo podemos ver prácticamente a diario en todas partes. Amenazar a la gente que se va a quedar sin trabajo, pensiones, sanidad o que viene una amenaza externa del tipo que sea es un arma muy poderosa para desactivar cualquier clase de movimiento cívico destinado a enfrentarse a la clase dirigente del país que corresponda. El problema de inducir el miedo a los ciudadanos es cuando esos ciudadanos se convierten en masa, es algo que a mí particularmente me da pavor, porque esa masa, no Hulk no, el hombre verde no, es una 'masa' totalmente incontrolable e impredecible, es una situación que está fuera de control y que es muy difícil de encauzar.

Todos tenemos miedos, me refiero a esos miedos continuos que nos atormentan, la soledad, la pobreza, el desempleo, la indefinición del futuro. Lo que he descrito son miedos que todos hemos experimentado alguna vez y a los que tenemos que hacer frente en nuestra vida diaria, todos tenemos nuestros miedos, yo también, tener miedo no es de cobardes, al contrario, creo que el nunca ha tenido miedo o miente o no ha vivido lo suficiente o es directamente un psicópata. El miedo es parte de la vida, la solución es saber vivir con él como si fuera un compañero de viaje que se nos asoma de vez en cuando, ese creo que es el secreto, saber controlar nuestros miedos y temores ya que un miedo sufrido durante mucho tiempo no debe ser nada bueno para el que lo sufre.

Por cierto, ¿tú ha que tienes miedo?. Házmelo saber y discutiremos, no me tengas miedo, no muerdo.

Lo más visto en 30 días.

Sosiego, serenidad, quietud.

Fiestas.

Sobre el matrimonio y un modesto homenaje.

Sustos.

De vecinos y escaleras.

¡Música maestro!

El destino.

Éxito vs fracaso.

Ampliando horizontes.

Pasado de moda.