Ofensas y perdones.

El perdón es como un ramo de flores en la playa.
Se lo lleva la marea cuando quiere.

Perdonar es el acto por el cual se redime la ofensa o acto ofensivo que una persona realiza sobre otra, ahora bien, ¿se puede perdonar todo? ¿Se puede perdonar a todo el mundo? ¿Las ofensas son las mismas o varían dependiendo quién las haga? Hay muchas teorías sobre el perdón, desde las religiosas <<Perdona a tu hermano 70 veces 7>>, hasta la filosóficas <<Perdonar te hace mejor persona>>, lo que ocurre con el perdón es que no se valora la clase de ofensa que se hace. El perdón es un acto genérico que te vale para un roto como para un descosido, se puede perdonar desde un insulto hasta un acto vil y rastrero. Lo que nos olvidamos cuando pedimos perdón es que a la persona ofendida le queda esa herida en el alma por la ofensa recibida y además pretendemos que nos perdone lo que me lleva a la reflexión de que el perdón es un acto doble pedir perdón y que seamos perdonados.

En mi opinión, humilde donde las halla, pedir perdón es un acto de humanidad y también de gallardía, te das cuenta de la ofensa realizada y pides las disculpas correspondientes a la persona ofendida. Otra cuestión es la sinceridad del que pide perdón por supuesto, esa persona solo sabe si es sincera y cuánto con la persona ofendida. Pero nos olvidamos de lo que creo que es lo más importante del acto de perdonar que es no volver a ofender más o a faltar más con los mismos actos a la misma persona o a otras ya que en este mundo digital de todo nos enteramos. Creo que con pedir perdón no es suficiente ya que nos queda el siguiente paso, el propósito de enmienda ,es decir, no volver a hacerlo más  porque si sigues ofendiendo para que pides perdón. No me olvido de los que nunca piden perdón por sus acto, sinceramente no se que pensar de este grupo, les faltará empatía con los demás o simplemente les da igual, posiblemente sean egoístas por naturaleza.

Perdonar es la otra variable de esta ecuación, ¿merece la pena perdonar? ¿Sirve de algo? Perdonar creo que un acto de bondad que nos define como seres humanos pero como he dicho depende de la ofensa, el que ofende y también de las veces que nos ofenden. Perdonar en exceso no es bueno, no sé donde leí que si te ofenden demasiado es porque perdonas demasiado. Ser bondadoso es bueno pero con ciertos límites porque al final te toman por tonto y la línea entre bondad y tontería es una línea muy fina que se puede llegar a cruzar sin darnos cuenta. También existen personas que no pasan ni una y que no perdonan la más mínima ofensa, como en el otro grupo en este también están los extremistas de los que no perdonan nada.

Personalmente no soy persona que ofenda a nadie, soy muy güeno 😇😇😇😇, y cuando ofendo no soy de los que suele piden perdón, ofendo siendo consciente que cometo la ofensa luego creo que cuando pido perdón no soy sincero tampoco estoy fastidiando la vida a la gente por todas partes pero hay quien me saca de quicio y hay que actuar. Tengo que especificar que no me refiero a pisar a alguien en un bar o a tropezar con alguien por la calle, eso son pedir disculpas. Por otro lado, sí soy de los que recibe demasiados perdones, como he dicho antes me ofenden demasiado, y uno alcanza una edad en la que está cansado de perdonar o de que le ofendan, creo que debo empezar a cortar por lo sano este asunto del perdón o de las ofensas y dar pista al que no se comporta. Mi buenismo para el que se lo merece los demás fuera. Hay personas que utilizan la ofensa como arma arrojadiza o defensiva, cuidado con esa gente son personas tóxicas de las que nos tenemos que librar.

Por ir terminando están los que piden perdón por todo lo que hacen, algunas personas de este tipo están empapadas de religión y otras nacen con una especie de sentimiento de culpa que no sé de donde se lo sacan. No estoy de acuerdo con esa moda absurda que nos invade hoy en día de pedir perdón porque no se realiza cierto trabajo o no se consiguen ciertos objetivos del tipo que sean, al que no le guste que se ponga a la faena, no creo que hagamos las cosas mal a posta sobre todo cuando somos nosotros los perjudicados. Ah, se me olvidaba, están esas personas que se sienten ofendidas por absolutamente todo o ese pedir disculpas por lo que se dice o se hace en distintos ámbitos, si alguien se siente ofendido por algo cuando no va expresamente dirigido a esa persona creo que tiene un grave problema de ego que deje de mirarse en el ombligo, existen miles de combinaciones.

Sin más un saludo a todos, con perdón.

Lo más visto del mes.

Astronomía precolombina, china, árabe.

No hay mal que por bien no venga.

Astrónomos de la Época Neo Clásica.

Astronomía árabe.

Bohemio.

Lo viejo y lo obsoleto.

Astrónomos del Renacimiento II.

Astronomía del Renacimiento I.

Mi soledad.

Mi mundo interior.