Luna lunera.


La luna.

Iluminas las noches con tu luz
reflejo de un Sol invisible
aunque te veamos al trasluz
esfera blanca indivisible.

Siempre miramos tu semblante
aunque no seas luna llena,
emerges las noches triunfante
surcando el cielo serena.

Las noches rasas sin tu presencia
son extrañas y te extrañamos
siempre esperamos tu asistencia
aunque a veces te olvidamos.

Faro nocturno de nuestros sueños
te miramos con detalle hechizados
nos sentimos débiles y pequeños
observando con ojos perturbados.

Por ti las mareas suben y bajan
por tu fuerza oculta atraídas
observamos con detalle tus etapas
para aguantar sus embestidas.

Tu superficie teñida de cicatrices
nos relata tu violento pasado
cráteres, surcos y declives
nos muestra tu perfil escarpado

Varias veces llegamos a ti
aunque no lo crea alguno
esperando la ocasión de partir
buscando el momento oportuno.

A veces te vemos de día
cuándo estás en fase menguante,
ver el cielo es pura poesía
acompañada de un Sol petulante.

Todas las noches te vistes
pintada de un blanco brillante
pero cuando tienes eclipses
te tiñes de un rojo sangrante.

Poetas, escritores, enamorados
siempre se inspiran en ti
abrazándoles con tu manto
justo antes de partir.