La Guerra de Troya.

Fotograma de la película TROYA dirigida por Wolfgang Petersen.


LA GUERRA DE TROYA.
(1)
EL MOTIVO.
Su alteza Paris rapta a una mujer
después de gran banquete se la lleva,
sin saber el problema que conlleva
de Esparta a Troya para su placer.

Atenea le viene a socorrer
que contra la espartana Helena atreva
la más escultural, portentosa Eva
incluso a Afrodita hace padecer.

Menelao de Esparta en ira monta
a Helena deberá ir a rescatar
ofensa vergonzante y ruin afronta

a su hermano favor debe rogar.
Agamenón el ánimo remonta
ya que Troya pretende conquistar.

(2)
LA ILIADA.
Para diez años cruel contienda llevan,
Príncipe Héctor de Troya protector,
Rey Agamenón de Aqueos conductor,
mientras sus huestes mal lo sobrellevan.

Agamenón y Aquiles no conllevan
porque es Rey de botín usurpador
y Aquiles que es un malo perdedor
él y sus Mirmidones se sublevan.

Paris para acabar la vil contienda
a Menelao reta a magno duelo,
el ganador con bella Helena queda

y también con tesoros y la hacienda.
Paris huye antes de caer al suelo
aun las reglas que impuso las transgreda.

(3)
Volubles dioses toman su partido.
Apolo y Ares gran Troya tutelando,
Atenea y Hera Aqueos ayudando
aunque el gran Zeus contempla divertido.

Los aqueos se lanzan con bramido
a la monumental Troya atacando.
Los iliotas van a Héctor implorando
que las mujeres hagan lo debido.

El bravo príncipe Héctor se despide
de Andrómaca su fiel y bella esposa
exhortando al vil Paris el reingreso.

Un duelo singular a rival pide
y Ayax se bate en noble lid gloriosa
mas la lúgubre noche hila un receso.

(4)
Néstor aconseja una comitiva
para que Aquiles vuelva a batallar
pero a él la petición no le cautiva
y orgulloso no quiere pelear.

A los troyanos Zeus Cronión motiva
aunque a los dioses manda no mediar,
los Troyanos tomando la ofensiva
a los aqueos hacen retrasar.

La batalla al cuartel aqueo llega
por sus cóncavas naves padeciendo,
defiende Ayax con gran firmeza ciega

y el sagaz Poseidón interviniendo.
Ningún émulo al gran Hector doblega
aunque heridas esté mal padeciendo.

(5)
Patroclo a Aquiles pide aprobación
para el troyano ataque repeler
y con engaño y grande decisión
los hace con furor retroceder.

Pero el gran Principe Héctor con traición
a Patroclo la parca hace envolver
despojándole de armas con fruición
por poco logra al muerto retener.

Aquiles advertido del suceso
sufre grande pesar y sufrimiento,
con el Rey Agamenón reconciliado

quiere a Héctor dar un rápido receso.
El grande Zeus Cronión con pensamiento
a todo dios permite de buen grado.

(6)
Aquiles se dirige a la batalla
con armadura nueva deslumbrante
abatiendo troyanos cual gigante
pero el río Escamandro le da ralla.

Príamo abre de Troya la muralla
para de su mesnada ser garante
pero el colérico Héctor da desplante
porque a Aquiles le quiere dar batalla.

Los dos jefes se enfrentan finalmente
afuera de la grande fortaleza.
Héctor se intranquiliza malamente

y pretende escapar con mezquindad.
Al final se prepara con presteza
pero Aquiles le mata sin piedad.

(7)
Aquiles a Héctor ata al bello carro
al aqueo cuartel cuerpo portando
de su adalid a Troya despojando
arrastrándolo sobre el sucio barro.

La misa de Patroclo, gran bizarro,
lo van mediante juegos celebrando.
Príamo llega a Aquiles implorando
a su hijo Héctor llevarse a bocajarro.

Acuerdan una tregua de once días
para el funeral de Héctor celebrar
después a la pelea volverán.

Los dioses no están para poesías,
pretenden con el Pélida acabar
el trato que a Héctor dio no olvidarán.

(8)
LA MUERTE DE AQUILES
A Aquiles en batalla sin fijar
Apolo y Poseidón buscan su fin.
A Paris prometiendo gran botín
con flechas viles llegan a ayudar.

Un dardo el tendón logra atravesar
dando al luchador bravo final ruin
Su cadáver sufrió pelea sinfín
más Zeus Cronión llegó a recuperar.

Durante dieciséis días lloraron
las nereidas y nueve bellas musas
y dos días después le incineraron.

El más grande guerrero es sin excusas
erigiendo una estatua en su renombre
para leyenda queda cuál prohombre.

(9)
EL CABALLO DE TROYA.
Sigue intacta troyana fortaleza
por la fuerza imposible conquistar.
Ulises un ardid logra estudiar
usando sutilmente la cabeza.

Caballo de madera gran belleza
como el monte mayor logran forjar
para tropas aqueas colocar
ocultándose el resto con destreza.

Para troyanos gran felicidad
se bate el enemigo en retirada
contemplan el caballo con frialdad

buscando una razón fundamentada.
Creen que es distintivo de deidad
o puede que una estatua regalada.

(10)
Meten adentro al símbolo engañados.
Desmesurada fiesta y aprobación
aunque contempla algún con aprensión
sus creencias les hacen apocados.

De noche salen rápido soldados
del caballo con mala pretensión.
Abrir la fortaleza es su intención
para que se introduzcan sus aliados.

¡Que arda Troya! La frase quedará.
Los aqueos por fin logran victoria,
ninguna piedra en pie persistirá.

Leyenda que continua en la memoria
y que en años futuros se hablará
quedando como gran gesta en la historia.